La distancia de seguridad de las abejas

Hoy he vuelto a salir a pasear a mi perra. He cruzado la calle y las flores, cardos y espigas silvestres están ya tan altas que he tenido que subir un poquito más la calle para poder entrar en la parte del campo donde ella hace sus necesidades. Llevo casi 16 años viviendo en este pequeña localidad del sur de Madrid y en todos estos años había visto a la naturaleza brotar con tanta fuerza […]