Vértigo

Asumo que soy imperfecta y que no puedo con todo. Que mis días tienen 24 horas como los de todo el mundo y las horas 60 minutos. Pero no puedo soportar la idea de que ellos no consigan la perfección que a mí me falta. Enloquezco comprobando mi torpeza al no saber encauzar unos caminos que se alejan de los senderos marcados. El mundo está dirigido por locos perfectos que no aguardan ni un ápice de […]