Aséptico carmesí

» El sonido del silencio y los ojos de él clavados en el gotero…..» El blanco aséptico de aquella habitación se tiñe del sanguíneo carmesí de la luneta de su coche, estallada por el cuerpo de aquella bellísima mujer. Aun con la mitad de su rostro cubierto de heridas, es hermosa, muy hermosa. No puede dejar de contemplarla, no puede apartar sus ojos de aquellos labios carnosos, enmarcados por unos pómulos algo pronunciados . Repican […]