Aconcagua, coronando la vida 

 Estiró las manos como si pudiera acariciar las nubes, inhalando todo el oxigeno que sus pulmones le permitieron a tanta altitud. Abrazó a Maya con todas sus fuerzas, en agradeciento a la entrega y dedicación que había demostrado en esta aventura. Rieron y saltaron enredadas como los nudos de los arnés que las habían asegurado a la piel de la montaña . El camino había sido el mayor reto de su vida , pero Adriana […]