Conectados, elección o destino.

¿Estamos todos conectados?. Quizá en origen o en nuestro destino. Por un cordón invisible o una gota de sangre tangible. En ese haz de luz que nos dibuja con el amanecer, en las moléculas de oxígeno que inundan nuestros pulmones, tal vez en las huellas que imprimimos en el camino.

Estamos conectados por un cordón invisible o una gota de sangre tangible cuyo origen es principio y final.

Tuve un sueño o no. Ayer por la mañana dudé de su origen. Y de repente la cabeza empezó a imaginar, a darle vueltas a lo que de una manera más o menos compleja los guionistas de la serie alemana DARK han querido transmitir a través de esta dramática historia sobre el origen de la materia. Sé poco o casi nada de física. Se me dio siempre fatal en el instituto, en la universidad la esquivé. Pero esta serie ha conseguido atraparme y que preste mucha, mucha atención durante las tres últimas semanas.

Ha atrapado mi razón y he llegado a  plantearme cosas como estas que te cuento.

Ayer noche tuve un sueño. Era un sueño hasta que me levanté de la cama, me puse la ropa de entrenamiento para reventar las calorías de los excesos de la cena del viernes y atar los kilos con los cordones de mis zapatillas. Antes de comenzar a correr sobre la cinta, busqué el último podcast de mi mentora. El tiempo no me sobre por lo que aprovecho cualquier hueco del día para seguir alimentando mi mente. Es insaciable, ya lo tengo asumido y trato de satisfacer sus inquietudes siempre que puedo.

Según comenzaba el audio, su voz ya me ha sonado distinta. Ella misma lo ha comentado, me llegaba su emoción a través de las ondas. Y al comenzar a explicar cuál era el motivo de su voz quebrada, la razón por la que se estaba sintiendo vulnerable y había aparecido la palabra «culpa», mi corazón ha comenzado a latir más y mas fuerte. Aquello que me estaba llegando a través de los auriculares del móvil, ya lo había escuchado, esas palabras habían sido codificada y decodificadas por mi mente en algún momento anterior , ese sentimiento de empatía hacia la fragilidad que transmitía su voz yo ya lo había sentido. ¿Cuándo? ¡En el sueño de esa misma noche!

¿Increíble? Quizá ¿inexplicable? Puede ¿Imposible? En absoluto.

Entonces en la cinta de correr se ha aparecido una de las escenas de DARK. El cuadro de Adán y Eva de Alberto Durero y un árbol genealógico dibujado en el mármol del suelo que conecta a todos los nombres. Diferentes momentos en el tiempo, dos mundos, la luz y la oscuridad, pasado, presente y futuro, el origen y el destino unidos por un bucle infinito.

¿Jeroglífico? Bastante, no lo voy a negar. Te recomiendo papel y lápiz.

A lo que voy, ¿cómo conecta el tema de la serie con mi sueño y el podcast? Puede que la vida, el mundo, el universo estén formados por múltiples líneas de tiempo que discurren en paralelo, y cada uno de nosotros ES en cada uno de esos planos. Y ES una versión distinta de nosotros mismos en función de las múltiples decisiones que tomamos por el camino. Entonces,  ¿y si la conexión entre los seres humanos es simplemente que esa versión de nosotros que desarrollamos en cada plano del tiempo? Me estoy explicando fatal. Lo intento otra vez.

Elección o destino, ¿estamos conectados?

No soy creyente, vaya por delante. Pero la idea de que tuvimos el mismo padre y madre en origen, no me desagrada tanto. Quizá por eso haya elaborado me haya surgido esta idea loca de que la vida discurre en diferentes planos y que quienes habitan en cada plano son diferentes versiones de Adán y Eva. En realidad, quizá sea producto de mi necesidad utópica y continua de tratar de encontrar aquello que nos une a todos en esencia y que elimina las barreras que construimos en las diferencias.

Mi necesidad utópica y continua de tratar de encontrar aquello que nos une a todos en esencia y que elimina las barreras que construimos en las diferencias.

Este es un post complicado para mi. Me cuesta encontrar como explicarte este concepto metafísico y a la vez filosófico que me he ha surgido hoy. La cuestión es que ese sueño ha sido como un Deja vu, o una premonición o como si hubiera podido sentir antes de escuchar ese podcast lo que su autora estaba sintiendo en el momento de grabarlo. Como si su vida estuviera conectada de alguna manera a la mía. Quizá la conexión se estableció en el momento de conocernos y empatizar la una con la otra, o quizá las conexiones existen desde Adán y Eva en hilos infinitesimales que nos unen a los unos con los otros desde el principio o en el final, o en ambos, porque ambos extremos están conectados en un bucle infinito. ¿Imaginas?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.